La cocina de Kika

Recetas de las de toda la vida

Receta de Cabrillas con tomate

¿Te gustan los caracoles?… Hoy cocinamos una receta de cabrillas con tomate, una espectacular receta que tiene su trabajo pero que está verdaderamente rica. Es un auténtico vicio, sobre todo mojar pan en la salsa resultante.

Ya vimos como se preparan los caracoles en Andalucía, y ahora vamos con estas cabrillas que también se dan mucho por aquí por el sur y son el tipo de caracol más común fuera de Andalucía. La cabrilla es un caracol más grande y más carnoso que el que caracol como. Se da comúnmente en cultivos de secan, a diferencia del caracol común que es más amante de la humedad.

Lo más importante a la hora de preparar las cabrillas (y cualquier tipo de caracol) es la limpieza. Tenemos que prestar mucha atención a este aspecto y limpiar bien los caracoles para eliminar toda la baba y tierra que puedan tener. Este proceso lleva tiempo y es trabajoso, pero es súper importante.

Otro aspecto a tener en cuenta es la cocción. Tenemos que engañar al caracol, debemos subir la temperatura poco a poco para no asustar al caracol. Por eso la cocción del caracol es larga. Al principio con poca temperatura el caracol irá saliendo de su casita con intención de huir de la olla (hay que tenerla tapada) y cada poco tiempo subiremos un poco la temperatura hasta que el caracol esté hecho. Si subimos la temperatura mucho y de golpe, el caracol se esconderá en su casita y nos costará mucho trabajo sacarlo a la hora de comerlo.

Dicho todo esto, toca arremangarse y ponerse a limpiar estas cabrillas para lanzarnos con nuestra receta de cabrillas con tomate.

Ingredientes:

  • Cabrillas
  • 2 cebollas
  • Harina
  • Manzanilla o vino de guisar
  • Tomate frito
  • 15 o 20 almendras
  • Especias de caracol
  • Aceite de oliva
  • Agua
  • Sal

Elaboración:

Es muy importante lavar las bien las cabrillas, para ello se echan en el fregadero con sal, y las dejamos unos 5 minutos. Pasado este tiempo las removemos hasta que salga la baba y las enjuagamos en el chorro poniéndolas en otro recipiente. Repetimos esta operación hasta que no suelte mucha baba. Una vez hecho esto se ponen hervir con sal, cuando rompen a hervir sueltan babas que hay que espumar, cuando el agua este sucia la cambiamos. Repetimos esta operación hasta que el agua quede mas o menos limpia, unas dos o tres veces .Cuando hemos terminado de limpiar las cabrillas las escurrimos para que no quede agua y las ponemos en una olla.

En otra olla se refríen las cebollas cortadas a juliana, cuando estén pochas se le añade una cucharada de harina. En el momento en que la harina empiece a tostarse se añade una copa de vino y se deja cocer a fuego lento hasta que se evapore el alcohol.

En una sartén con un poco de acite de oliva freímos las almendras, aunque se pueden comprar ya fritas, y las añadimos a la salsa junto con un poco de sal. Agregamos también el tomate frito y las especias a la salsa, controlando las guindillas según el nivel de picante que queramos, dejamos que se enfríe y lo pasamos todo por la batidora.

Cuando esta todo batido lo vertemos en la olla donde tenemos las cabrillas y lo ponemos a calentar a fuego lento, llevandolas a ebullición y removiendo de vez en cuando con una cuchara de madera durante unos 5 minutos. Antes de consumirlas es conveniente dejarlas 2 o 3 horas en reposo para que terminen de coger el sabor de la salsa.

No products found.

Última actualización el 2024-03-05

Resumen
recipe image
Nombre de la receta
Cabrillas con Tomate
Autor
Publicado en
Tiempo de preparación
Tiempo de cocción
Tiempo total